A partir del efecto de la jaula de Faraday, mediante el cual se logra que las corrientes eléctricas circulen por la superficie de metal y nunca lleguen al interior de la jaula, a los tejidos que forman el contorno de la carpa se les introducen elementos conductores compuestos de carbono, cobre, níquel o plata, entre otros, con el fin de que el rayo se desvíe por estos.

Leer más...
Página 1 de 2