Esta aplicación permite que las granjas que cuentan con buenas prácticas ganaderas y producen carne orgánica sean contactadas por compradores que participan en un mercado de mayor distribución.

Aunque en el país muchas de las fincas ganaderas son capaces de producir carne 100 % orgánica, la falta de demanda hace que los ganaderos opten por tener una producción estándar usando productos químicos.

Frente a esto, estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) crearon VacApp, una aplicación que les permite a los finqueros que producen carne orgánica y mantienen buenas practicas ganaderas, llegar a mercados mejor pagos en las principales ciudades del país.

Cristian Morales, estudiante de Ingeniería Mecánica de la U.N., explica que, según datos suministrados por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), en Colombia menos del 5 % de la carne que se consume viene de animales que no han sido criados con considerable uso de químicos.

“Los animales pueden recibir químicos cuando se les aplican medicamentos, y en algunas de sus partes –como las piernas o el lomo– quedan remanentes de sustancias que no pueden ser procesadas por los humanos cuando consumen la carne. Por el contrario, en las fincas que tienen buenas prácticas ganaderas el uso de químicos se reduce al mínimo”, detalló el estudiante Morales.

La aplicación permite que cada ganadero cree su finca virtual con los datos más importantes como el número y tipo de animales, la localización, el tipo de producción, los precios y su información de contacto.

Los clientes también pueden crear su perfil, registrar sus datos, ubicar las fincas cercanas, realizar búsquedas y comprobar los certificados, ya que, por ejemplo, en la aplicación se muestra el número de certificado otorgado por al ICA para buenas prácticas ganaderas con el fin de que la persona que compre esté realmente segura de que la carne que va a adquirir es de buena calidad.

Se busca que almacenes de cadena se vinculen a la aplicación para garantizarles a sus clientes que la carne que compran fue producida con un uso de químicos reducido. Esto permitiría tener mejores precios de compra por volúmenes más grandes de producto, y haría que el negocio actual sea más rentable.

“Primero esperamos generar un impacto local y regional para empezar a expandir el uso de la aplicación. Esto ocasionará que las granjas que producen carne orgánica tengan mejores beneficios económicos y que las que no lo hacen, pero sí son capaces de producirla, se interesen”, comentó el estudiante Morales.

La aplicación espera tener un impacto positivo ya que en Colombia existe un gran potencial para producir productos cárnicos 100 % orgánicos. A futuro el alcance sería contactar con mercados internacionales e incluso ofrecer servicio técnico dentro de la herramienta.

En el proyecto también participaron Daniel Alejandro Barreiro, Juan Camilo López, Jerson Bejarano, Miguel Ángel Cuesta y Santiago Martínez, estudiantes de Ingeniería Química, Electrónica y Sistemas de la U.N.

(Por: fin/VC/dmh/LOF)
N.° 976