El Consejo Superior Universitario (CSU) aprobó la creación de las maestrías en Ingeniería Analítica –para la Sede Medellín– y en Gobierno Urbano –para la Sede Bogotá–, y el presupuesto de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) para el próximo año.

Durante la última sesión del año del CSU, la máxima autoridad de dirección y gobierno de la U.N., se discutieron varios puntos de gran relevancia para la Institución, como la aprobación del presupuesto para el próximo año.

Según explica el profesor Ignacio Mantilla Prada, rector de la U.N., aunque actualmente se cuenta con la información completa hasta octubre de 2017, es posible decir que se presenta un mejor panorama que hace un año.

Esto debido a la adición de nuevos recursos, como los 2.000 millones de pesos que llegarán para el Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (Peama), 37.000 millones de pesos que van a la base de la reforma tributaria, y la estampilla nacional por 51.000 millones de pesos, con la posibilidad de hacer una adición ya que el recaudo fue mayor.

A esto se suma la nueva estampilla que aprobó el Concejo de Bogotá para las universidades Nacional y Distrital, que tiene un recaudo del 1,1 % durante 30 años, y se espera que para 2018 ya lleguen alrededor de 18.000 millones de pesos.

“También se tendrán recursos adicionales provenientes de las cooperativas en el proyecto de reforma tributaria. Todos estos son recursos que nos hacen estar mucho más optimistas”, puntualizó el rector Mantilla.

Entre los puntos de la agenda también se destaca el aval para la creación de la Maestría en Ingeniería Analítica para la Facultad de Minas de la Sede Medellín, programa considerado como pertinente por las necesidades actuales del país, ya que en el mercado laboral se necesitan cada vez más científicos de datos y expertos en áreas de inteligencia de negocios, optimización, simulación y aprendizaje estadístico, entre otros aspectos que incluiría la Maestría.

Aunque ya existen programas a nivel de especialización en analítica, este sería el primero de maestría de esta área ofrecido en una universidad pública del país.

Así mismo se aprobó la creación de la Maestría en Gobierno Urbano para la Sede Bogotá, proyecto liderado por profesor Carlos Alberto Patiño, director del Instituto de Estudios Urbanos (IEU) de la U.N., quien explica que el objetivo es que el país cuente con un programa que permita profundizar en los temas urbanos como respuesta a las problemáticas contemporáneas de los centros urbanos: sus desafíos, su crecimiento, transformación, gestión y gobierno.

Además se aprobaron modificaciones a la estructura interna académico-administrativa de las facultades de Minas, de Ciencias Agrarias y de Ciencias Humanas y Económicas de la Sede Medellín, y de Ciencias Humanas de la Sede Bogotá.

Por último, otro de los temas relevantes fue la inscripción del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos (Icta) a la Facultad de Ciencias Agrarias de la Sede Bogotá, propuesta que no fue aprobada.

Frente al tema, el CSU solicitó un estudio y cifras sobre el papel que han jugado los institutos interfacultades en la U.N., pues se defiende su carácter interdisciplinario.

(Por: fin/VC/dmh/LOF)
N.° 962

BOGOTÁ D. C., 12 de diciembre de 2017