Para exaltar la labor de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) en su Sesquicentenario, la Universidad La Gran Colombia le otorgó un reconocimiento en la máxima categoría Gran Cruz, por su continua labor y excelencia académica.

El doctor Santiago José Castro, rector de la Universidad La Gran Colombia, resaltó que este homenaje expresa la gratitud de su institución hacia la U.N., que luego de 150 años continúa a la vanguardia en calidad académica y en investigación.

“El propósito de la U.N., como universidad pública de la más alta calidad, siempre ha sido el mismo que desde su fundación ha tenido la Universidad La Gran Colombia: abrir las puertas para que todo aquel que quiera ingresar a la educación superior lo pueda hacer”, comentó el doctor Castro.

Agregó que la U.N. es un punto de encuentro para debatir, discutir y aprender, y que muchos de sus egresados, tanto en pregrado como en posgrado, han ocupado importantes cargos como profesores y directivos.

El profesor Carlos Garzón Gaitán, vicerrector general de la U.N., fue el encargado de recibir el reconocimiento en el que las directivas de la Universidad La Gran Colombia honran con los máximos honores a la Institución por sus contribuciones significativas a las ciencias y demás disciplinas.

Allí consta que, desde su fundación, la Universidad La Gran Colombia ha recibido transferencia de saberes desinteresada y generosamente de la U.N., por lo que la reconocen como una fuente de saber y de liderazgo nacional, y una guía en la formación del país.

Durante el evento también se condecoró la bandera de la U.N., acto que estuvo a cargo del doctor Mario Camilo Torres, egresado de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad La Gran Colombia, magíster y doctor de la U.N. Este hecho representa que la U.N. ha recibido en sus aulas egresados grancolombianos, quienes han adquirido en ella conocimientos y sabiduría para su fortalecimiento profesional.

“Algunos piensan que la universidad pública y la privada trabajan distanciadas o tienen propósitos distintos, pero yo doy fe de que no es así”, resaltó el doctor Castro.

Al respecto, agregó que la Ciudad Blanca –como es conocido el campus de la Sede Bogotá de la U.N.– es un espacio para construir colectivamente la educación superior de Colombia.

Por su parte, el vicerrector Gaitán comentó que más allá de reconocer los aportes durante estos 150 años, han hecho un balance de cómo se ha avanzado en todo el sistema de educación superior colombiano.

“Este es el patrimonio de todos los colombianos, la capacidad que hemos dejado en las personas formadas en la U.N. y que se ha preservado, cuidado y enriquecido”, subrayó.

Destacó además que la U.N. ha trabajado por la equidad y la inclusión para que los jóvenes desde las sedes de frontera en San Andrés, Arauca, Tumaco y Leticia accedan a una educación superior de calidad y construyan nación desde sus territorios.

Para finalizar, el doctor Julio César Uribe, egresado de la U.N. y docente de la Universidad La Gran Colombia, recordó sus experiencias durante su formación profesional como abogado, años en los que la U.N. le brindó los conocimientos necesarios para iniciar su exitosa trayectoria laboral.

(Por: Fin/VC/MLA/LOF)
N.° 970

BOGOTÁ D. C., 14 de diciembre de 2017